Entrevista.

E: Hola. Qué tal Samuel. Cómo te va. Cómo estás.

P: Pero yo a vos te conozco. Estabas en un cumpleaños de Aníbal, en una reunión en la que estaba el escritor Dalmiro Sáenz. ¿Te acordás?

E: Eh… En Zavalía, en 1995. Pero yo no me acuerdo de vos, para nada.

P: Pero yo sí me acuerdo. Vos estabas con tu novio, muy conversador.

E: Sí. Un psicoanalista. Ernesto A.

P: Familia sefaradí ortodoxa. ¡Me acuerdo!

E: ¡Qué memoria! De Dalmiro Sáenz me acuerdo porque el hombre era una luz, un personaje. Un ser muy raro.

P: Cómo pasa el tiempo ché…

E: Sí. Casi 24 años.

P: Increíble.

E: Bueno, empezamos. ¿Dale?

P: Sí, empiezo de nuevo. Hola Silvina, encantado de verte nuevamente. Así que obviamente sos amiga de …

E: De la familia K. De todos ellos. De los viejos que en paz descansen y de los hijos.

P: Mis tíos y mis primos.

E: Ajá.

P: La verdad es que tuve una hermosa relación con todos, especialmente cuando mis viejos vivían. Mi madre y Ethel eran primas hermanas y eran amigas. Tenían los mismos abuelos paternos, gente de Dock Sur.

E: Entiendo. Qué más. Contame de vos.

P: Sí. Como sabés estoy haciendo terapia y me sugirieron una consulta con psicopedagogía. De casualidad se lo comenté a Alejandro K. y él me dijo que conocía a alguien que estaba terminando la carrera y por eso te llamé.

E: Te agradezco.

P: Yo también.  Bueno… Te cuento. Tengo un rollo con la reinserción laboral y cultural. En agosto me voy a vivir a Barcelona. Y… Por dónde empiezo… Mi tema es el trabajo. Siempre tuve rollo con eso.

E: Contame. Cómo sería eso.

P: Sí. El tema es que mis viejos eran unos judíos ashkenazis con un nivel de autoexigencia intelectual y cultural enorme. Brutal. Ellos mismos se autoexigían un montón y nos metieron eso a mí y a mis tres hermanos. Mi madre dos carreras universitarias en UBA, farmacia y medicina, uno de mis hermanos mayores también, dos carreras en UBA,  biología y medicina, el otro, el mayor, es médico psiquiatra y hoy vive en Estados Unidos, emigró en 2001, y el menor que es medio tarambana, es artista plástico. Yo… Yo estudié Bellas Artes pero porque algo tenía que estudiar y no sabía qué. La escultura me gustaba y me metí en la Prilidiano Pueyrredón. Ahí cuando termino me meto en Letras en la UBA.

E: ¿Tu padre?

P: Sí… Lo que pasa es que en la familia de mi madre había muchas mujeres estudiosas por eso empecé por mi vieja, porque ella era la más exigente. Mi viejo era licenciado en economía, tucumano, venía de una familia donde también se apreciaba el estudio pero más tranqui. Lo de mi madre era salvaje. Una guasada, un nivel de competitividad sin filtro, despiadado.

E: Entiendo. Entonces terminás Bellas Artes y te metés en Letras.

P: Así es  pero me recibo y te juro que no sabía qué hacer cuando me recibí porque yo no quería ser profesor universitario, ni de secundaria, qué sé yo. Quería ser escritor, pero era todo muy duro para mí. Hacía terapia. De joven fui bastante melancólico y depresivo. Nada terrible pero me costaba mucho trabajar. Pero algo tenía que hacer así que trabajé como docente en escultura y en literatura. El tema es que no llegué a hacer nada importante como mis hermanos mayores y mi vieja. Y mi viejo, que llegó a ser director de un diario de la colectividad. En realidad, por un tema de intereses, a mí lo que me terminó de shockear fue el éxito estrepitoso de mi primo Fabio K. El muy pillo hizo todo bien. Primero se dedicó al arte y fue requete prestigioso. Y ahora que se dedica a escribir resulta que es el cuentista más prestigioso de argentina y solo publicó dos libros. Naahhh, no se puede ser tan grosso. Nahhh….

E: ¿Entonces?

P: Entonces lo que me pasa a mí es que yo nunca supe cuál es mi verdadera vocación. Qué me gusta más. Qué me gusta en serio. Nunca encontré mi destino. Y encima rodeado de cracks. Un bajón. No es solo mi primo Fabio. Son mis amigos. Pensá que uno de mis amigos no solo triunfó como artista plástico, sino que además sale con la hija menor del presidente Mauricio Macri.

E: Antonia.

P: Antonia tiene 7 años. No. Bueno. Mi amigo sale con Gimena, que tiene si no me equivoco 33 años. Pero vos a mi amigo lo conocés. Porque al calavera de Siquier lo conocés. ¿No? Es amigo de Fabio K.

E: De la familia K. Sí.

P: Bueno, convengamos mi querida Silvina, que estoy rodeado de grossos. Amigos y familia. Y ese es mi punto: que yo no soy nadie.

E: Hablame de tu familia.

P: Ya te conté. Mis viejos fallecieron hace cuatro años, los dos, con un mes de diferencia. Ya eran grandes. Nunca me casé. Tuve dos convivencias muy largas: una de 21 años y otra de 14 años. Ahora hace dos años que estoy solo. No tengo hijos y mis dos ex tampoco. No tengo familia. Es decir, mis hermanos y mis primos son mi familia, pero yo estoy solo. Y estoy bien. Es lo único que me cabe porque no amo a ninguna mujer en este momento de mi vida. No hay nadie. Estoy solo.

E: ¿Cómo es un día tuyo hoy?

P: Me levanto y me pongo a averiguar qué onda los mercados de capitales. Invierto en la bolsa. En eso soy bueno. Pero soy muy prudente. Es un divertimento. Me interesa muchísimo la política. Soy un ser político. Leo todo sobre política nacional e internacional.

E: ¿Trabajo?

P: Bueno, eso de alguna manera es un trabajo. Aunque no lo considere trabajo, pero la bolsa me deja guita. El tema es que no soy profesional. Pero bueno… Trabajo sí… Tengo alumnos de taller de escultura dos veces por semana. El resto de los días me torturo con la situación del país. Que es el detonante de mi decisión de irme a Barcelona. No quiero quedarme para ver cómo se cae la Argentina. En Europa tengo contactos para dar clases en colegios de la colectividad, aunque muchos judíos en España no hay, pero igual, tengo mis contactos para dar clase. Y afuera puedo hacer cosas que acá no hago. Acá mi familia y mis amigos me hacen sentir que soy un perdedor. Acá no sé qué es lo que me gusta. Allá es como que estoy más liviano. Si voy a elegir algo que realmente me guste, ya sea estudiar o trabajar o estudiar y trabajar, allá me siento libre. Acá no. Y lo que necesito es pensar un poco qué es lo que me gusta más.

E: ¿Qué te gusta más?

P: Escribir, no lo dudes.

E: ¿Qué escribís?

P: Tengo un blog.

E: Yo también tengo un blog y no soy escritora, en absoluto. Tengo publicidades, apuntes de clase, ejercicios para mis alumnos, escribo pequeños artículos escolares de filosofía pero no soy escritora…

P: Ok. Ok. Entendí. Te explico. Tengo un blog donde publico poesías, cuentos, cartas, mini ensayos. Es un blog que no figura en los motores de búsqueda, o sea no está en google ni en yahoo. Si te digo el nombre y lo buscás, lo encontrás por el nombre y no por el buscador.

E: Sí, sí, entiendo. Entonces lo que más te gusta es escribir y escribís.

P: Sí, pero me siento el último orejón del tarro. Por eso quiero irme. Porque este país se cae y no tengo chance para crecer económicamente en serio acá. En Europa voy a progresar rápido y voy a sentirme menos chiquitito que acá. Menos microbio. Yo escribo. Soy feliz escribiendo. Ojo que cuando digo que escribo incluyo la asistencia a talleres literarios, talleres de escritura. Te aclaro. De ahí el blog, que tiene 15 años, y es público pero privado porque solo lo visitan mis compañeros de talleres y otros escritores.  Pero volviendo al tema, acá hay como un aire pesado que me asfixia. Y cuando estoy afuera del país eso no me pasa. Y soy feliz. Argentina es mi país y yo siempre voy a querer este terruño. No quiero ser vulgar pero es mi infancia. Es el Carlos Pellegrini. Es Almendra. Es rácing. Y una banda de cosas que solamente sabe el que alguna vez vivió en otro país. Pero igual me voy. Me voy para escribir sin compararme con nadie, me voy para escribir y ser feliz yo. Yo.

E: Entiendo.

Largo silencio con expresión facial y corporal de paz y profundo suspiro.

E: ¿Me querés contar algo más?

P: Sí, te quiero decir que en situaciones normales esto nunca lo puedo decir. No lo pude decir nunca mejor dicho. Es como que me cuesta decir que me gusta escribir. Se me llena el panorama mental de fracasos económicos que nada tienen que ver con mi vocación. Es como que mezclo todo con todo. Necesité este espacio para darme permiso para decir que escribir me hace feliz aunque no me dé dinero. Necesitaba esto. Necesitaba decirlo yo.

Otro largo silencio con expresión de paz.

P: Gracias. Silvina. ¿Te puedo dar un abrazo?

E: No. Eh, digo sí.

P: ¿Sí o no?

E: Sí, a ver…

P: Qué buena estuvo la charla. Gracias.

E: Gracias a vos.

Advertisements
Posted in Spanish Courses Buenos Aires. Tags: . Comments Off on Entrevista.

Intervenciones. Lunes 20 de mayo.

Lunes 20 de mayo. Intervenciones.

Leer el capítulo 6 de Marina Müller para el martes 21 de mayo.

También tenemos que leer la introducción del libro de Alicia Fernández.

Hoy leímos nuevamente los dos artículos leídos en clase el día viernes 17 de mayo >>Janin y Vasen. Este último profesional, psiquiatra, es accesible en la red linkedIn.

Posted by Proyecto San Telmo Spanish Lessons Buenos Aires Argentina.

Posted in Psicopedagogía, Spanish Courses Buenos Aires. Tags: , , . Comments Off on Intervenciones. Lunes 20 de mayo.

Visitas a instituciones, ateneos y charlas.

  1. Miércoles 24 de abril 18 hs Ateneo Inclusión Instituto Summa//
  2. Martes 28/5 19.30 Iocari //
  3. Miércoles 5 de junio 13 hs Hospital Dra. Carolina Tobar García //
  4. Viernes 7 de junio. Charla psicopedagoga Aida Tevez. Instituto San Agustín//
  5. Sábado 8 de junio Ateneo. Instituto San Agustín//
  6. 11 de junio por la mañana Adeei //
  7. Fines de junio gabinete del colegio Freire //

Posted by Proyecto San Telmo Spanish Lessons Buenos Aires Argentina.

Posted in Psicopedagogía, Spanish Courses Buenos Aires. Tags: , . Comments Off on Visitas a instituciones, ateneos y charlas.

Intervenciones. Viernes 17 de mayo.

Viernes 17 de mayo. Intervenciones psicopedagógicas en instituciones y organizaciones.

Posted by Proyecto San Telmo Spanish lessons Buenos Aires Argentino.

Posted in Psicopedagogía, Spanish Courses Buenos Aires. Tags: , , . Comments Off on Intervenciones. Viernes 17 de mayo.

Psicología profunda. Clase 12.

Jueves 16 de mayo de 2019. Clase 12.

Algunas consideraciones respecto de las operaciones fallidas > estos actos psíquicos responden a un determinismo psíquico. Esto es: que aquello que se produce no es cualquier cosa ni está librado al azar sino que responde a una causalidad. Las operaciones fallidas así como también síntomas, sueños y chistes promueven un sentido. Tienen una finalidad. Apuntan a algo. Al mismo tiempo, todas estas operaciones convocan a ser interpretadas, igual que los síntomas y los sueños. En estas operaciones o actos fallidos, opera esta legalidad del inconsciente que es condensación y desplazamiento. Así como en el sujeto operan en imágenes, en los actos fallidos operan en el lenguaje. En el ámbito del decir, del hablar, el sujeto tiene la intención de decir algo y dice lo contrario, por ejemplo. Esto que dice le causa le causa sorpresa, le es extraño. Es no reconocido para el yo. El yo, el autor, el gobernante. Pero las operaciones fallidas responden al sujeto del inconsciente. Al yo le resulta ajeno y lo soprende. Esa palabra sorpresiva, fuera del control yoico, irrumpe desde otra escena, como en el síntoma o sueño. Esa otra escena responde a la sobreestimulación inconsciente. También Freud en general equipara síntoma y actos fallidos. Intervienen pensamientos controvertidos. Lo reprimido y represor. Emociones contrarias. Contrariedad de fuerzas > Freud habla de formación transaccional. Se contrapone deseo inconsciente y las exigencias defensivas del yo. También acá suelen devenir – en el retorno de lo reprimido – un sustituto. Aparecen otras palabras en lugar de las palabras que uno olvidó. Nos confundimos y decimos otra palabra homofónica o similar porque opera la desfiguración. Freud tiene un libro dedicado a estos actos fallidos, se llama Psicopatología de la vida cotidiana. Freud habla de la escritura, la lectura, el habla y el olvido. El olvido de nombres propios. Un caso de Freud > Boticelli. Olvido de impresiones recientes. La pérdida y extravío de objetos. Confusión > un objeto por otro. Freud quiere mostrar que no está librado al azar. Podemos elucidar el sentido por asociaciones, por el contexto, qué cadenas de pensamientos se le ocurren al paciente en ese momento.

El profesor lee en clase algunos casos de Psicopatología de la vida cotidiana. En un caso un hombre le pide a un médico amigo que lo trate, sospechando que puede padecer una enfermedad terminal. Y le pide que lo ayude a mitigar su pena, si fuera necesario. El médico se confunde y le dice que lo quiere matar en lugar de decirle que lo quiere internar. En alemán, internar y matar son palabras que suenan muy parecido. unterbringen (internar) y umbringen (matar). En realidad, el paciente le había pedido a su amigo médico que si le tocaba sufrir mucho, lo matara. Otro ejemplo: Freud, comete un error en la lectura de un cartel mientras viajaba en un tranvía, pensaba en sus amigos debiluchos en la juventud, ahora eran hombres fuertes mientras que él mismo en cambio se sentía físicamente más desfavorecido, más débil.  Freud lee > “constitución de hierro” y le suena raro, relee entonces  y decía “construcción de hierro”. En el lapsus o fallido tiene que ver qué es lo que uno estaba pensando en el momento en que se produjo. El contexto tiene mucho que ver.

Otro caso. Un médico amigo de Freud prescribe tres veces una medicación con dosis diez veces más fuerte que la que corresponde. En un caso por una constipación receta belladonna a una mujer mayor, cuando llega a su casa se da cuenta, vuelve al hospital, y de ahí va a la casa de la mujer, por suerte todavía no había tomado la belladonna. En otro caso el médico tiene que atender a una mujer solterona y luego ver a su amante. Receta belladonna y se equivoca otra vez. En otra ocasión lo hace con su propia madre. El médico siente que la madre le coarta su vida sexual. No puede irse de la casa. Él y su hermano viven aún con ella. Belladonna > mujer bella > relación erótica. Por un lado, error, exceso en el vínculo materno y fijación. Esto coarta su libertad sexual. Para algunos cortar es como matar. El médico se justificaba: estaba cansado, distraído. En los tres excesos hay un plus, hay una mujer de edad avanzada y hay belladonna exagerada.

Otro caso. Un oficial consulta por una bala alojada en su sien el 18 de enero de 1908. El disparo se produjo el 20 de marzo de 1907. Jugaba con el revólver de su hermano. ¿Qué habías pensado?  ¿Qué te llevó al acto? Lo habían convocado al servicio militar. Lo consideraron inepto por várices. Jugaba simplemente con el arma. Su ex lo abandonó dos meses antes del accidente. Freud dice > no fue un accidente. El joven quería olvidar con el servicio militar y al negársele esa posibilidad inconscientemente se quiso suicidar. Desde lo yoico sucede como un accidente pero no. Alberto Olmedo > jugaba con el suicidio. El sujeto se pone en un lugar de riesgo. Si te sentás en el borde de un balcón es evidente que te podés caer. La inclinación al suicidio estaba de antes. Albert Camús, filósofo vinculado con el existencialismo y el nihilismo, decía “qué persona sana no pensó en suicidarse alguna vez”. Mito de Sísifo y condena. La piedra, cae una y otra vez. ¿Cómo se sale del absurdo? El sinsentido se totaliza en el acto suicida de aniquilamiento del sujeto. Puro objeto deshecho como cuando me abandona un amor. Crece la dimensión de la objetalización. Se disminuye el sujeto. Se totaliza el sinsentido. La pregunta de la depresión mayor crónica es ¿qué sentido tiene la vida?

Otro caso. Un olvido. A un amigo de Freud con intereses científicos y literarios le recomiendan que asista a la sociedad literaria. Cuando sabe que van a representar una obra suya, se olvida de ir a las reuniones. Entonces dice: no puede ser que como sé que no necesito a la sociedad literaria para que me representen una obra entonces ya no me interesa. Dice: voy a ir. Y se mantiene enfocado en eso. Asiste y encuentra que está todo cerrado: se había equivocado de día.

Teoría sexual.

Silvia Tubert. Página 92. 

El psicoanálisis no se ocupa de una sexualidad biológica sino de una construcción psíquica subjetiva, por eso el psicoanálisis no tiene nada que ver con la sexología, que es un discurso médico, que se arroga un saber. El médico tiene un conocimiento, escucha los problemas que traen los pacientes, les dice lo que tienen que hacer, o les prescribe medicación, les da tareas para la pareja para facilitar los encuentros sexuales. El planteo del psicoanalista es diferente. Los conceptos son otros. Pulsión, fijaciones infantiles inconscientes, pulsión de muerte, fantasía, síntoma. El síntoma para Freud es la práctica sexual de los neuróticos. Esas formaciones sustitutivas son la práctica sexual de los neuróticos. Eros es un concepto que trasciende los genitales y la propia actividad sexual. El pensamiento puede estar sexualizado. Por ejemplo: los pensamientos obesivo compulsivos, los delirios también. Ya el concepto de sexualidad se aleja de lo común. El vínculo original entre madre e hijo es sexual. La madre pulsiona el cuerpo. En el intercambio madre – hijo se marcan las zonas erógenas susceptibles de excitación sexual. Según la historia de cada sujeto unas zonas u otras serán las privilegiadas a la hora de los encuentros sexuales. La neurosis es mucho más amplia que el tener una dificultad  para tener una relación sexual. La impotencia en el hombre o la frigidez en la mujer nos habla de algo mucho más amplio > el vínculo con el otro cuerpo o con el otro sexo. Tubert > fantasmas y fantasías. Se usan como sinónimos. Esos fantasmas determinan la elección de objeto y la modalidad. ¿Qué lugar tienen los componentes sadomasoquistas, el fetichismo, la elección homosexual o heterosexual, el atravesamiento por la historia del sujeto y del componente edípico? No es la historia natural, no responde a la naturaleza. Instinto y pulsión son conceptos diferentes en Freud. Hay que entender esto bien. La sexualidad no es una sobredeterminación biológica sino que respondería a una sobredeterminación inconsciente. Hacia dónde se va a ir el sujeto en el plano sexual. Tubert plantea que con Freud hay una ruptura epistemológica. Lo académico psiquiátrico es todo diferente a lo que trae Freud. Psicoanálisis salvaje o silvestre. Es lo que se dio cuando un médico se atribuyó el poder de interpretar a una paciente mujer que le dijo no puedo tener sexo con mi marido, y él le dijo señora tenga un amante o mastúrbese o haga tal y tal. No escuchó a la mujer. La trató como médico. La aconsejó. Uno puede escuchar el masoquismo en las frases. Masoquismo moral. Erógeno femenino. El masoquismo se escucha en el relato de los pacientes. Cómo usa los verbos el sujeto. Si usa voz activa, voz activa, impersonal, etc. “Lo sexual no es un comportamiento en el psicoanálisis”. Después derivará en comportamientos pero no es ése el eje central. Los hombres en general toman la parte por el todo. Es decir, no se presentan como soy Juan y tengo un problema de impotencia sino que dicen “soy impotente”. El pene para el hombre tiene un valor narcisístico fenomenal. Si mi pito no funciona no funciono yo. La parte toma a todo el ser. Hay que trabajar para que el hombre vea por qué la parte absorbe en todo su ser. Desarmando el todo por ahí las cosas comienzan a funcionar. El paciente viene con un problema y hablando empieza a fluir. ¿Qué le pasa a usted cuando hay un encuentro? El tema de la pulsión > el sexo no está solamente al servicio de la reproducción. Instinto y pulsión > leer en Tubert. Son conceptos diferentes.

CUADRO COMPARATIVO

INSTINTO:

PULSIÓN: fuerza fuente objeto fin.

ESTÍMULO:

El estímulo es algo que se puede cancelar con una acción muscular. En un texto intermedio de Freud la pulsión es algo interior. Lo afirma. No lo explica. La pulsión es una fuerza constante que no se puede cancelar. La pulsión le exige al aparato psíquico un trabajo y es constante. No es cancelable. La pulsión es el límite entre lo somático y lo psíquico. Otra diferencia importante es que el objeto del instinto está predeterminado por herencia. El objeto de la pulsión es contingente, no tiene una determinación natural pero eso no quiere decir que cualquier objeto nos viene bien. Historia edípica del sujeto: sobredetermina. El sujeto está posicionado y atravesado por su historia edípica. Hay una determinación inconsciente que lo lleva ahí. Siempre de la misma manera aunque cambie de persona y no puede ser de otra. “Con exclusividad y fijación” > sólo eso > fetichista > si no está el fetiche no alcanza la excitación. Exclusividad y fijeza. La pulsión es como que tiene cuatro elementos: fuerza, fuente, objeto, fin. Fuerza: es el empuje, el ímpetu, la dimensión cuantitativa, característica perentoria o apremiante, la pulsión que se constituye como algo inevitable. Fuente: siempre va a ser un proceso somático, físicoquímico, origen de la tensión. Las zonas erógenas pueden promover esto. La erogeneidad puede extenderse. La zona oral está predeterminada por su dimensión erógena. Boca: zona privilegiada. Comer y besar. Supervivencia y pulsión sexual al mismo tiempo. A través de la boca el niño succiona pero también existe el succionar en vacío por el placer de la acción. Esto lo notó un psiquiatra con respecto al fin.

Toda pulsión logra satisfacerse.

CUADRO

El síntoma > representaciones inconciliables > dimensión cualitativa.

Síntoma

> mensaje (vertiente cualitativa)

> pulsional (vertiente cuantitativa)

Freud > su última elaboración del síntoma: además de ser un mensaje que sustituye una idea reprimida, el síntoma está íntimamente relacionado con las exigencias pulsionales.

El síntoma siempre se satisface aunque más no sea a través de los sustitutos porque lo pulsional para Freud siempre se satisface por la vía directa en los órganos del cuerpo o  por la vía indirecta en las representaciones. Siempre lo pulsional se satisface. Esto no significa placer (baja tensión). Este polo funcional habla de los incrementos de tensión que busca descargarse. En el síntoma compulsivo, en los rituales, hay satisfacción de la pulsión en cada repetición. Esto no es placer. Son cosas diferentes.

//Ojo que placer me podría llevar a un equívoco//

FIN DE LA CLASE

VISITAS INSTITUCIONALES 4to año.

  1. mi 24 de abril Ateneo Summa
  2. 28/5 19.30 iocari //
  3. miércoles 13 hs 5 de junio Tobar García //
  4. 11 de junio por la mañana Adeei //
  5. fines de junio gabinete de freire //.

Posted by Proyecto San Telmo Spanish lessons Buenos Aires Argentino.

Posted in Psicopedagogía, Spanish Courses Buenos Aires. Tags: , , . Comments Off on Psicología profunda. Clase 12.

Cuadros. Grupo 8. Orientación.

Clase de Orientación del día miércoles 15 de mayo de 2019.

Resolvimos el cuestionario entero que copiamos el día 23 de abril de 2019.

El martes 28 de mayo vamos a IOCARI en Arce 348 – 6to B – CABA.

BORDIEU HABITUS leer para el viernes 17 de mayo.

OJO “TALLER de juegos” para mediados de junio. Orientación y tratamiento.

 

posted by Proyecto San Telmo Spanish Tutor Buenos Aires Argentina.

 

Posted in Psicopedagogía, Spanish Courses Buenos Aires. Tags: , , . Comments Off on Cuadros. Grupo 8. Orientación.

Psicología profunda. Clase 11.

Martes 14 de mayo de 2019. Clase 11.

Lo que se expresa en el sueño es el deseo sexual inconsciente infantil. Tanto en la vigilia como en el sueño hay circulación de energía. El sueño contiene un paradigma para explicar psicosis y otros temas. Freud ve puntos en común entre el sueño y otros fenómenos psíquicos. El resto diurno no motiva el sueño. El sujeto no es alguien. Es una producción fugaz. Para Lacán el inconsciente está estructurado como un lenguaje. El sujeto es sujeto del inconsciente. Página 86 de Silvia Tubert. Principio de placer y principio de inercia. Freud es como ambiguo. Principio de placer, displacer, nirvana, incercia o constancia. Reducir la excitación a cero como en el nirvana, prácticamente no existe. Llevar la excitación a cero es acercarse a la muerte. Sería un acto suicida. Es una ficción teórica. Freud propone el principio de constancia. Freud > placer > correlato de baja tensión. Lo que es baja tensión para Freud es principio de placer. Tensión > su aumento genera displacer. Freud no lo ve tan simple. Hay tensiones placenteras. Ejemplo: Freud pone ejemplos de la vida sexual. A Freud se le complejiza el tema. El principio de constancia en Freud es un ideal. Freud toma de Fechner (un psicofísico) la idea de homeostasis. Nunca encontraremos la constancia, está bien como aspiración. El deseo y su realización conlleva a una situación de displacer. La realización del deseo puede generar angustia. A pesar de todo sentimos placer al atravesar el proceso. Todo esto no es simple de llevar. El narcisismo y el deseo no se llevan bien. Por ejemplo ¿me presento al examen? ¿me expongo al fracaso? El narcisismo preserva la imagen. El sujeto se juega, apuesta, atraviesa riesgos. El deseo siempre tiene como par solidario a la falta de saber. Para jugar al deseo hay que atravesar la castración. Tenemos que atravesar riesgos. El deseo y la falta de saber van de la mano. ¿Por qué el obsesivo es tan poco expresivo en sus vínculos? ¿Por qué no le gustan los imprevistos? Sabemos algo pero no todo. Viene nuestro primer paciente. Puede ser psicótico. Pero yo no quiero atender psicóticos. Todo lo que es disarmónico genera incomodidad. Uno quiere algo armadito, pero la vida no es así. Aparece la castración > lo que no es acorde a mi ideal de completud. El masoquismo aparece como placer en el dolor. El sujeto obtiene placer a través de la experiencia de dolor. El sujeto se posiciona de modo tal que lo terminan maltratando. Tenemos modos de posicionarnos en las relaciones. No es lo mismo ser un faltante para el otro que ser un sobrante. El sobrante tiene una fijación anal y el faltante está en relación a la castración y al deseo. Por ejemplo: alguien cambia de pareja pero siempre es un sobrante. Presencias y ausencias en un devenir dialéctico. Dialectizantes. Son tan presentes las unas como las otras. El obsesivo va matando el deseo. Querer pautar el deseo es matarlo. El amor posesivo es una cagada. Principio de nirvana o inercia: es teórico, es un intento de volver a cero. Cuando se comete el acto suicida se tiende a cero. La vida misma siempre conlleva tensión. Vivir la vida pasa por el deseo. Reducir la tensión a cero > realizar el acto suicida. Es una ficción teórica. El hombre más feliz de Francia, el francés budista: eso es principio de constancia. Erich Fromm escribió un libro sobre budismo y psicoanálisis. En función de evitar la sobrecarga: el principio de constancia. Cada vez que el deseo es convocado a decidir aparece una tensión. En todos los aspectos de la vida hay incomodidades y angustias. No toda cita es un encuentro. El masoquismo es un referente clínico y teórico. La subjetividad ¿solo busca el placer? No. La cosa se complejiza. Referente clínico > la necesidad de castigo. El sujeto no puede desprenderse de una necesidad de castigo: “alguien lo tiene que hacer”. Personas que remiten a la deuda. Lacán: no hay nada más peligroso en la vida que deberle algo a alguien. La deuda está en la existencia del ser humano. Deber como deuda y deber como maltrato superyoico. Deber remite a deuda y a mandato en las neurosis obsesivas. Entramos como deudores a la vida. Después viene el hacete cargo de tu vida. Hay gente que sintomatiza con la guita. Gente que no puede no estar en deuda. “Estar pagando es una posición”. Obligado es estar ligado a otro. Personas que se meten en deudas sin saber para qué. La relación con el dinero: atesorar también puede ser enfermizo. La gente que trabaja para que disfruten otros y ellos no disfrutan el dinero. Cobrarle al que sufre no es fácil. El dinero es un tema muy ligado al ámbito familiar. Freud > en el dinero participan poderosos factores sexuales. Con el dinero compro cuerpos. El vil metal. Se descubre mucho acerca del otro viendo como se vincula con el dinero. El profesor dice que a él le da mucha información sobre el otro ver cómo se relaciona con el celular. El principio de constancia es lo más bajo. El nirvana es teórico. Principio de realidad y principio de placer > parecería que Freud los opone en un momento de su obra, el texto “los dos principios de funcionamiento mental”. El placer está circunscripto a la fantasía y a la neurosis. A la realidad voy para buscar lo que necesito para hacer lo que quiero. Freud > realidad y placer más que opuestos son continuos. Pensar no es solo razonamiento. Hay fantasma. Tenemos ambas cosas. El principio de realidad siempre va a estar más o menos teñido de alguna dimensión fantasmática. Aunque hablemos de ciencia > porque también ella adolesce de sus fantasmas. Bleger > psicología de la conducta > la ciencia positiva se transforma en un delirio al pretender pureza en su metodología. El objeto en su estado puro es un constructo del siglo XIX. La pureza > la objetividad. Ni la matemática no es una: hay varias matemáticas. Pretenden buscar la pureza del objeto.  Hablaban de la percepción pura. La pretendida objetividad está bien como aspiración. Barrer la subjetividad es una locura porque la subjetividad está siempre presente. El pensamiento se sexualiza por más razonador que sea. La religión es un ejemplo de campo en el cual predomina el principio de placer ya que seremos felices en el más allá. En contraposición a la ciencia como principio de realidad podemos afirmar que la razón ha provisto de muchas oscuridades. Libro “Goya: A la sombra de las Luces” de Tzvetan Todorov.

FIN DE LA CLASE

Constancia o inercia.  >>  A veces Freud usaba indistintamente inercia o constancia. “Anatomía de la destructividad humana de Erich Fromm”.

posted by Proyecto San Telmo Spanish Teacher Buenos Aires Argentina.

Posted in Psicopedagogía, Spanish Courses Buenos Aires. Tags: , , . Comments Off on Psicología profunda. Clase 11.